¿QUÉ ES LA AMUSIA Y POR QUÉ NO LA PUEDES USAR PARA JUSTIFICAR TU FALTA DE OÍDO?

¿Alguna vez has ido a un concierto y no has podido disfrutar de la música por tu incapacidad para reconocer sonidos musicales? ¿La pregunta que te he hecho te suena a chino porque para qué iba a ir alguien a un concierto si no puede reconocer sonidos musicales? Pues no es mala pregunta, pero has de saber que un 4% de la población sufre una alteración llamada Amusia que no le deja disfrutar de la música. ¿Quieres saber que les ocurre exactamente? ¡Pues sigue leyendo!

Amusias

Tenemos el honor de haber habitado la Tierra durante millones de años (aunque visto lo visto no nos lo merezcamos) y durante todo este tiempo hemos convivido con sonidos, muchos de ellos melódicos (¿o es que acaso el canto de un pájaro no es pura melodía? Vale, el de la Urraca puede que no). No es de extrañar que esa sea una de las razones por las que hemos desarrollado un sistema para percibir la música, que con el paso de los años (y gracias a la evolución) no ha hecho más que volverse más y más sofisticado, permitiendo que ahora podamos apreciar desde las clásicas piezas de Mozart a las ruidosas notas de la música Tecno.

musica techno

Pero a pesar de que desde los albores de la humanidad la música ha estado presente en nuestro entorno (primero como un sonido más y después como creación cultural por parte del ser humano), el groso de la población no tiene prácticamente formación musical (¡Ojo! lo que no impide que no se pueda disfrutar de ella). Este hecho hace que los problemas o trastornos relacionados con la música sean difíciles de estimar, ya que sólo las personas versadas en el arte musical se dan cuenta de que sus capacidades se están viendo mermadas.

¿Pero cuáles son esos trastornos relacionados con la música? Uno de los más conocidos y que engloba a otras alteraciones más específicas es la amusia. La amusia no es más que el impedimento o incapacidad de reconocer la música (las melodías que la conforman y sus características), además de la dificultad para poder reproducirla. Vamos que los amúsicos están como para hacer un examen en el conservatorio.

examen musica

buho png sin fondo

¿Cómo se procesa la música?

Ya sé que en el post de “¿Cómo afecta la música a tu cerebro?” di unas pequeñas pinceladas de cómo es procesada la música por parte del cerebro y como los hemisferios cerebrales están implicados, pero me gustaría refrescarte la memoria e introducir algunos conceptos nuevos. Así que atento porque hoy Luri se va a extender.

Al percibir la música la información que nos llega la vamos a analizar desde dos vías bien diferenciadas: una que nos da información sobre cómo es la melodía y otra que nos da información sobre las características temporales de la melodía.

La primera vía va a analizar las melodías diferenciando dos componentes: el tono (o cada una de las notas que componen la melodía) y la relación entre cada una de esas notas. La segunda vía va a analizar la música en base a otros dos componentes: El ritmo (la duración de las notas) y el compás musical.

Ambas vías trabajan de forma conjunta y envían toda la información a lo que se conoce como Léxico musical. ¿Pero qué es eso del léxico musical? Se trata de una especie de almacén donde se encuentra el repertorio musical de todas las melodías que hemos escuchado a lo largo de nuestra vida. Gracias a este léxico podemos saber, por ejemplo, si una melodía es familiar o la estamos escuchando por primera vez. Es tu pequeño Spotify personalizado en el que has ido guardando todos los temazos que has escuchado (Y sí, no intentes negarlo, el Aserejé está ahí).

Tipos de Amusia:

Podemos dividir las amusias en dos grandes grupos, los cuales se forman teniendo en cuenta cuál es la incapacidad musical a la que nos enfrentamos: amusia sensorial (si el problema está en identificar melodías) y amusia motora (si el problema está en reproducir melodías).

Amusia Sensorial:

También conocida como amusia receptiva, es la que se presenta a la hora de escuchar una melodía. Cuando se tiene amusia sensorial no vamos a percibir o identificar una canción. Escuchar música es igual a escuchar la estática de la radio o la tele cuando no se ha sintonizado nada.

tenor
Pues a mí la Séptima Sinfonia de Bethoveen no me parece para tanto…

Dentro de la amusia sensorial se pueden clasificar varios tipos de problemas derivados de la incapacidad de identificar melodías:

  • Amnesia Musical: Como te decía Luri un poco más arriba, en nuestro cerebro tenemos un almacén que guarda todas aquellas melodías que escuchamos a lo largo de nuestra vida y que podemos rescatar con mejor o peor éxito (de ahí que nos suenen canciones pero que no sepamos de que, ni seamos conscientes de cuando las hemos escuchado). En el caso de que no seamos capaces de reconocer melodías familiares para nosotros y decir de qué canción se trata puede que tengamos un problema con nuestros recuerdos musicales. Así que si alguna vez has jugado (con éxito) a adivinar el nombre de la canción simplemente escuchando la música de ésta, te doy la enhorabuena: Parece que tú memoria musical está intacta. No te preocupes si no adivinas las canciones por su melodía, eso no significa que tengas amnesia musical (tal vez sólo seas un poco paquete).
soy cruel
Soy cruel, lo sé. Pero es que no puedo evitarlo
  • Alexia Musical: ¿Te acuerdas cuando te he comentado un poco más arriba que la mayoría de la población no tiene formación musical? (No, esos punteos de guitarra al aire cuando escuchas una canción de AC/DC no es formación musical). A lo mejor te ha parecido un dato sin importancia (y es que no hay necesidad de saber de música para disfrutar de ella) pero en este tipo de alteraciones sí que es importante y mucho.

Uno de los ejemplos más claros de esto dentro de las amusias sensoriales es el de la alexia musical: la incapacidad para leer música. Claro, a ti, que no tienes nociones de escritura musical, te ponen una partitura delante y no tienes ni idea de leerla. Así pues, nunca sabrás si has perdido esta capacidad, porque nunca la has tenido. Sin embargo, un músico puede ver que algo le ocurre si tras un “golpe” pierde la habilidad de entender las notas que aparecen en el pentagrama.

  • Trastornos relacionados con el sentido del ritmo: Siguiendo con la discriminación e identificación de las melodías, puede que el problema al que te enfrentes es que no puedes discriminar y reproducir ritmos. Imagina que te ponen una canción y te piden que reproduzcas la melodía para que tu compañero, el rey del rap, se ponga a crear rimas sin fin y machaque a su oponente en la final de una batalla de gallos. Si tienes un trastorno relacionado con el sentido del ritmo tu rapero se quedara así justo en el momento de empezar a cantar:
rapero upss
Yo yo yooo… oh mierda, me van a hacer mil memes con esto…

Amusia motora:

Pero no todo es identificar la melodía. ¿Qué pasa cuando identificamos la canción pero tenemos problemas a la hora de hacer uso de nuestras habilidades motoras para reproducirla? En este caso nos encontramos ante una amusia motora, o lo que es lo mismo, la incapacidad para usar nuestros músculos para conseguir reproducir música.

Ven que lo vas a ver más claro con los diferentes tipos de amusia motora:

  • Amusia expresiva o vocal: Una de las cosas que más pasa al escuchar una canción es que nos da ganas de ponernos a cantar (y como sea pegadiza estas perdido), independientemente de nuestras capacidades cantariles.
artista
Mi madre dice que soy una artista

Con la amusia expresiva este acto se nos haría imposible y no podríamos poner en marcha nuestros músculos fonatorios (aunque funcionen perfectamente) para cantar, silbar, tararear o lo que se tercie (Imagina a la pobre Massiel con amusia expresiva para cantar su famoso La la la. ¡Menuda faena!).

  • Apraxia instrumental: ¿Te acuerdas de nuestras amigas las praxias? Nos ayudaban a realizar diferentes secuencias de movimientos, como lavarnos los dientes, montar en bici y por supuesto, tocar un instrumento. Las apraxias en contraposición, nos impedían seguir dicha secuencia de movimientos. Por tanto las apraxias musicales no son más que la incapacidad para tocar un instrumento musical.

Al igual que en el caso de la alexia musical, este tipo de problema sólo te afecta si en un principio sabías tocar un instrumento, así que no te escudes en esto cuando tocas el violín y parece que estás torturando un gato.

traingulo instrumento
¿Pero es que no se tocaba así?
  • Agrafia musical: Si en las amusias sensoriales teníamos un tipo que hacía referencia a no poder leer las partituras (alexia musical) en los tipos de amusias motoras tenemos su homólogo: Agrafia musical. Este trastorno impide escribir notas musicales en el pentagrama.

Y hasta aquí ha llegado nuestra entrada de hoy. ¿Qué os ha parecido? Como os comentaba al principio, es difícil detectar estos trastornos en personas sin formación musical porque simplemente se puede argumentar que “no tienen oído” o que son musicalmente torpes. Pero nunca sabremos si ese golpe en la cabeza que te diste de pequeño ha hecho que nos perdamos al próximo John Williams.

11 comentarios sobre “¿QUÉ ES LA AMUSIA Y POR QUÉ NO LA PUEDES USAR PARA JUSTIFICAR TU FALTA DE OÍDO?

  1. Que interesante (mente) desarrollado. Ergo, hablemos de fisiopatología. Organicidad digamos (…) lesiones en Corteza auditiva primaria (recepción ), Auditiva secundaria (asociación ). Luego las apraxias ( corrijanme) se me hacen más que lesiones puntuales en sustancia gris, en lesiones, o bien desarrollo precario en sustancia blanc, vías temporo-parietales. Otro grupo pareciera indicar áreas exclusivamente motoras pero llama la atención la circunscripción sintomática específica a la música, sin manifestación en otras áreas.

    También podemos dejar un momento la organicidad por un momento y considerar un continuo de variabilidad funcional.

    dejo abiertas las preguntas junto a la noción de “lenguaje hablado” relacionado “agenciar los sonidos exteriores” hasta hacerlos propios. Literalmente aprendimos a hablar cantando(…)

    Fijate aca, trata por otros bordes el asunto.

    https://psypubblog.wordpress.com/2017/08/16/primera-entrada-del-blog/

    🙂 me voy a poner a estudiar un poco mas, no conocia estos trastornos y soy además, músico.

    Me gusta

    1. Hola TriebWaguen!!!

      Lo primero de todo, ya me he pasado por tu blog a echarle un vistazo (aquí iría un emoticono de dedo pulgar hacia arriba, pero desde el ordenador no puedo ponerlo).

      Y ahora a contestarte sobre lo que me has escrito:

      Las alteraciones neuropsicológicas como las agnosias (en este caso la amusia que es una agnosia auditiva para la música), las afasias o las apraxias (que también has mencionado) son trastornos producidos porque, o bien las estructuras implicadas en esas habilidades fallan, o bien que las conexiones de unas áreas con otras están “estropeadas”. Es decir, el problema se puede presentar en cualquier punto del circuito neuronal pudiendo estar afectadas tanto las estaciones (que serían las estructuras) como las carreteras (las vías de conexión).
      Hay que destacar también que es difícil que una alteración neuropsicológica sea pura, vamos que es complicado que se dé la amusia y sólo la amusia. Normalmente siempre hay otros síntomas asociados al trastorno. En muchos casos la amusia puede ir acompañada de apraxia o de cualquier otra agnosia auditiva.

      En cuanto a la relación entre música y lenguaje da para varios post (ya hablaré más sobre este tema ya que es muy muy interesante). Por ejemplo, hay estudios de neuroimagen donde se ve que al escuchar secuencias de acordes se activan regiones típicamente relacionadas con el lenguaje (área de Broca y Wernicke). Pero también hay personas que dicen que si lenguaje y música están tan estrechamente relacionado cómo es posible que se den casos de afasia sin amusia, o viceversa.

      Mi opinión personal es que la música y el lenguaje son funciones hermanas pero a la vez son funciones independientes con objetivos independientes (pero bueno, sólo es mi opinión).

      Muchas gracias por comentar. Es un placer poder debatir sobre estos temas.

      Le gusta a 1 persona

      1. Ocurre que las variaciones tonales, rítmicas y y temporales del lenguaje hablado son las mismas que las variables del lenguaje musical, ahora bien por eso hablo de de un continuo en la variabilidad funcional… no todos los guitarristas (por mas virtuosos) Robert Fripp por ej. pueden ser vocalistas… el mismo Bowie si tocaba la viola no podía cantar. Luego tenes a Bjork que hace de todo y muy bien . Laurie Anderson lo mismo. https://www.youtube.com/watch?v=XjZgiv2F1QY Annie Clarck es una artista completa. compone toca canta performa….

        Le gusta a 1 persona

  2. ¡Exacto! la prosodia es clave en el lenguaje y la comunicación, y no deja de ser la “melodía” del lenguaje.
    En cuanto al tema de la dificultad de cantar y tocar un instrumento a la vez (como en el ejemplo que pones de Bowie) si que lo había oído en alguna ocasión. Puede que haya un entrecruzamiento de circuitos o de ordenes, la verdad es que no lo sé, pero ahora me ha picado la curiosidad…. jajajaja
    Gracias por compartir tu cultura musical, ya que yo no tengo mucho de eso y siempre está bien aprender cosas nuevas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s